Dos agentes de la Policía Nacional evitaron el jueves por la noche en Palma que un hombre se suicidara y le salvaron la vida. Estaba en el interior de su vehículo inhalando los gases del mismo cuando los agentes, extrañados, se acercaron y vieron lo que sucedía.

Los policías estaban haciendo labores de prevención en el distrito centro. Cuando estaban en el pasaje Marratxí, junto al Torrent Gros, se dieron cuenta de que un varón realizaba movimientos extraños en el interior de un vehículo. El hombre estaba envolviendo un tubo de plástico con cinta de embalaje y en el asiento del copiloto se hallaban seis comprimidos de un medicamento y una libreta con una carta de despedida.

Los agentes interrogaron al hombre. Le preguntaron por qué se hallaba en esa zona apartado y si tenía algún problema. Entonces fue cuando estalló en lágrimas. Confesó que su intención era quitarse la vida.

Las razones que le llevaron a intentar suicidarse fueron sus problemas laborales y personales. Iba a utilizar varias pastillas así como con los gases de su automóvil para morir. Eso sí, antes había escrito una carta dirigida a la policía en la que se despedía de sus familiares y de su pareja.

La intervención ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Comisaría de Distrito Centro, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía en Illes Balears.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.