Foto: Reuters

El tenista búlgaro Grigor Dimitrov mantuvo su imbatibilidad en el O2 Arena y se proclamó campeón de las Finales ATP de Londres este domingo al imponerse (7-5, 4-6, 6-3) al belga David Goffin, en una final dramática que puso el broche a una temporada atípica en la ATP.

El belga y el búlgaro eran los protagonistas de una final tan inesperada como vibrante, en la que los errores no forzados se alternaban con momentos de tenis de altos vuelos firmados por ambas raquetas. Al final, Dimitrov se impuso en la batalla física y mental para conquistar el título más importante de su carrera.

En los compases iniciales, los nervios propios de la falta de experiencia en citas de este calibre se reflejaron sobre la pista, con tres ‘breaks’ en los tres primeros juegos. No obstante, fue Goffin quien asestó el primer golpe, con un tenis muy agresivo que le hizo tomar la delantera con una nueva ruptura.

La tendencia se volteó en la segunda mitad del set. Goffin cedió su servicio en un juego en el que cometió cuatro errores no forzados y que le costó caro desde el punto de vista mental. Con 6-5 a su favor, Dimitrov subió la presión al resto y a la quinta oportunidad se apuntó el primer parcial.

El de Haskovo mantuvo la inercia ganadora en el inicio de la segunda manga, y aunque Goffin aguantaba el saque, su dominio comenzaba a ser claro. El búlgaro desaprovechó una oportunidad al resto para poner el 4-2, después de que Lahyani corrigiese el canto del línea. Fue entonces cuando Goffin, pletórico de confianza tras su victorias ante Federer en ‘semis’ y Rafa Nadal en primera ronda, supo rehacerse, sacar adelante el juego y lograr a continuación un ‘break’ decisivo para mandar la final al tercer set.

Allí, la tensión y la emoción pasaron a un primer plano, con ambos tenistas sufriendo para sacar adelante sus servicios en juegos interminables. Goffin fue quien terminó cediendo en el pulso físico y mental en el que se convirtió la final, y aunque quiso reaccionar a base de casta en los dos últimos juegos, fue Dimitrov quien se doctoró como Maestro en más de dos horas y media de batalla, y con el belga chocando con la red en el último punto.

Con su título en la Copa de Maestros, torneo en el que debutaba, Grigor Dimitrov pone la guinda a una temporada en la que también conquistó su primer Masters 1.000 en Cincinnati y en la que finaliza en el tercer puesto del ranking mundial. Goffin, que se ha ganado a pulso el respeto y la admiración del mundo de la raqueta, tendrá la oportunidad de redimirse en la final de la Copa Davis que enfrenta a belgas y franceses en Lille del 24 al 26 de noviembre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.