La Guardia Civil detuvo la semana pasada a cinco personas de nacionalidad marroquí por su presunta participación en seis robos en viviendas ubicadas en la localidad de Sa Pobla. Se adentraban en las casas después de forzar una de sus entradas. Las joyas que sustraían acababan siendo vendidas.

La Benemérita recibió varias denuncias de vecinos de Sa Pobla. Así fue como recibieron la información de la comisión de varios robos en viviendas de esa localidad. Por tanto, se abrió la pertinente investigación. Lograron identificar a los autores de los robos tras varias gestiones. Así, la Policía Judicial arrestó a los implicados entre los días 9 y 10 de noviembre.

Cuatro de los detenidos se encargaban supuestamente de cometer los robos en las viviendas. Vigilaban la casa que tenían como objetivo y cuando sabían que los moradores se encontraban fuera, aprovechaban para entrar. Forzaban una puerta o una ventana y una vez en el interior se apoderaban de los efectos de valor que encontraban en la vivienda. Generalmente, se llevaban dinero y joyas de oro. El quinto implicado era el que compraba los objetos sustraídos.

La Guardia Civil ha podido recuperar varias piezas de joyas de oro que han sido devueltas a sus legítimos propietarios.

De esta forma, se han podido esclarecer seis robos en interior de viviendas, todas ubicadas en el término de Sa Pobla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.