La Policía Local de Manacor detuvo el pasado viernes a un individuo que lanzó el coche de su pareja al riuet de Porto Cristo. El hombre había discutido con su pareja y después decidió lanzar su coche al agua.

Los hechos se produjeron durante la madrugada del viernes. Un hombre de 32 había discutido con su pareja en Alcúdia. Tras esto, se marchó con el coche de la mujer hasta el riuet de Porto Cristo. Allí quiso empujar el vehículo al agua, y de hecho lo consiguió. Sin embargo, él también cayó al mar, aunque sin mayores consecuencias.

Después de que la Unidad Territorial de Costas de la Policía Local tuviera conocimiento de lo sucedido, arrestó al varón.

Ya durante la madrugada del domingo, arrestaron a otro hombre por agredir a su pareja en la vía pública. En ese momento, había varias personas en la calle que atestiguaron lo ocurrido. La Unidad de Intervención Nocturna (UIN) de la Policía Local de Manacor acudió tras recibir el aviso.

Los agentes procedieron a su detención, no sin antes sufrir la fuerte resistencia del varón, de nacionalidad colombiana. A pesar de que le indicaron en reiteradas ocasiones cuál era el procedimiento, el sujeto no hacía caso. Al final consiguieron esposarle. Se le acusa de los delitos de violencia de género, desobediencia y resistencia activa.

Campaña de controles en carretera por Navidad

Por otra parte, la Policía Local de Manacor ha empezado una campaña de control de alcoholemia y drogas con motivo de las fiestas navideñas. Esta operación se prolongará hasta Sant Antoni. El trabajo de los agentes se centrará en las noches de los viernes, sábados y antes de fiestas señaladas. Con esto, pretenden evitar “el peligro que supone la conducción con estas condiciones”.

Ya en octubre, se realizaron dos controles durante un fin de semana. Detectaron 11 conductores que habían consumido alcohol y otros cuatro, estupefacientes. Así, uno de cada cuatro conductores que pararon dio positivo en algunas de estas pruebas.

La Policía recuerda que conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas supone una infracción muy grave que puede ser sancionada con entre 500 y 1.000 euros y la retirada de cuatro a seis puntos en el carnet. Además, puede acarrear repercusiones penales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.