El hombre que ha sido reducido este jueves tras intentar atracar una sucursal bancaria en el madrileño distrito de Usera es un conocido vecino del barrio, de más de 50 años, exvigilante de seguridad, toxicómano y con problemas de alcohol, han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El atraco ha comenzado pasadas las 9.50 horas en la oficina ubicada en la avenida de Rafaela Ybarra, esquina con calle Dolores Barranco, cuando un único individuo ha entrado con una pistola y ha retenido a tres personas en el interior de la oficina, entre ellas, el director de la sucursal.

El hombre, que, según los vecinos, vive en una calle cercana, ha entrado con visibles síntomas de embriaguez, cargado con una pistola y con una especie de aparato de plástico. Según testigos, éste habría dicho que se trataba de un explosivo.

Hasta el lugar ha acudido el Grupo XII especializado en estos atracos y el jefe del mismo ha estado intentando negociar su entrega durante aproximadamente una hora. En un vídeo, grabado por un vecino, se puede observar cómo el atracador, cuando se ha visto rodeado por los agentes en la calle y sin alternativa, ha tratado de abandonar la oficina con uno de los rehenes, mientras le apuntaba con la pistola en la cabeza.

En las mismas imágenes, a las que ha tenido acceso Europa Press, se ve al atracador que abandona la sucursal y que gira hacia la avenida Rafaela Ybarra, donde le estaba esperando escondido uno de los agentes policiales vestido de paisano, que ha podido reducirlo.

A las 11.20 horas, el atracador ha salido esposado y se le ha llevado detenido a la comisaría de policía. Según los vecinos, es muy conocido en la zona y tenía problemas de alcohol y drogas. Recientemente falleció su madre, recogen los mismos testimonios, y había tratado de quitarse la vida.

Siguiendo el protocolo se han cortado las calles adyacentes al banco y se ha acumulado una gran multitud de vecinos en los alrededores de la zona.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.