El Ayuntamiento de Palma, a través de una empresa de mantenimiento, ha iniciado este jueves las tareas de derribo de una pared del poblado de Son Banya.

Según ha informado Cort en un comunicado, se trata de la pared que limita el poblado con Mercapalma y esta demolición se lleva a cabo por motivos de higiene puesto que en este lugar se acumulaba suciedad.

El derribo de esta pared forma parte de las tareas previas al proceso de desalojo y posterior realojo de las familias del poblado que se empezará a ejecutar durante 2018 y en el que el Ayuntamiento trabaja desde hace meses.

Durante el próximo mes también se taparán algunos hoyos de tierra atendiendo así a una demanda que los vecinos habían formulado reiteradamente al área de Bienestar y Derechos Sociales en las reuniones para explicar la hoja de ruta del desalojo que se llevan a cabo durante estos meses.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.