Foto: Europa Press

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha defendido este miércoles en el Congreso de los Diputados que la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña se ha hecho bajo el cumplimiento de la normativa y de lo dictado por el Senado y ha atribuido la situación de “anomalía democrática” a la huida a Bruselas (Bélgica) del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont para no responder ante la Justicia.

Catalá ha reconocido durante el debate de una interpelación urgente del PDeCAT sobre la crisis democrática del funcionamiento de la Justicia en España que la aplicación del 155 se ha hecho sin tener “precedentes ni en España, ni en ningún otro país” del entorno. Eso sí, ha insistido en varias ocasiones que se ha realizado bajo el “respeto” de la normativa y lo que aprobó el Senado.

En este sentido, ha apostillado que lo que se estableció fue la “sucesión competencial”, es decir, que tras la cesión del Govern, el Gobierno sustituiría de las funciones que tenía transferidas en la comunidad autónoma. “Eso es lo que estrictamente se ha hecho” de un modo “prudente y adecuado a la gravedad” con el “objetivo final restituir la democracia, la convivencia y los derechos de los catalanes y españoles”, ha enfatizado Catalá.

Para el ministro, este debate tiene un “interés” desde el punto de vista intelectual o académico “muy atractivo”, mientras que el grupo parlamentario catalán lo ha introducido para “deslegitimar” la democracia española. Ha aprovechado para destacar que España se encuentran en el puesto 17 de los 169 del ranking de democracias plenas que elabora la publicación británica ‘The Economist’.

PEDIR PERDÓN

Por otro lado, el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà ha instado al Gobierno a “pedir perdón” por las cargas policiales que tuvieron lugar el pasado 1 de octubre para impedir la celebración del referéndum ilegal. Sin embargo, el titular de Justicia ha respondido que las disculpas deben proceder de aquellas personas que han potenciado la “confrontación social, el conflicto”, “los escraches” o “ha cortado los suministros y energías” a jueces y fiscales en Cataluña.

Asimismo, ha tildado de “acto de indignidad y de anomalía democrática” la huida de Puigdemont a Bruselas, “teniendo cenas y disfrutando del clima” belga, “mientras sus compañeros están aquí respondiendo” por sus responsabilidades, en alusión a los ocho exconsejeros que se encuentran en prisión incondicional.

Catalá, que ha achacado a la falta de confianza de los ciudadanos en la Justicia a conductas como la del ex ‘president’, ha asegurado que finalmente Puigdemont y los otros consejeros huidos responderán ante la justicia española cuando las órdenes de detención y entrega emitidas por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela se hagan efectiva por las autoridades belgas.

PUIGDEMONT COLABORA, PERO CON BÉLGICA

Ante todo esto, Xuclà ha concluido que el Gobierno “ha ido más allá del ámbito material” del artículo 155 y ha recordado que anteriormente Hacienda había intervenido las cuentas de Cataluña. “La solución sólo es una levantar esa aplicación y levantar las manos” del Gobierno catalán.

Por último, el representante de PDeCAT ha rebatido los argumentos de Catalá y ha asegurado que Puigdemont sí que ha colaborado con la justicia, pero ha precisado que ha sido con la belga porque es distinta a la española porque “ni detiene preventivamente, ni pone fianzas”.

En este sentido, ha recomendado al ministro que pida a su compañero de gabinete, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, que deje de “mentir” en “televisiones internacionales” diciendo que lo que se ve en el exterior de Cataluña “no es la realidad

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.