Foto: Europa Press

El exministro de Defensa José Bono ha asegurado este lunes que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont está “en un momento de desequilibrio personal muy considerable” después de “huir a Bruselas” en busca de “acogida” tras declarar la independencia unilateral de Cataluña y que “nadie” en la Unión Europea “lo haya reconocido” como político exiliado de la república catalana.

“No tiene ningún sentido huir a Bruselas y pensar que allí va a encontrar acogida, no lo ha reconocido nadie, es un prófugo que tiene un componente grotesco”, ha señalado en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

Con respecto a las palabras de Puigdemont en una entrevista concedida a TV3 el pasado sábado, en la cual el expresidente afirmaba que “el clan del 155” perdía, refiriéndose al artículo 155 de la Constitución aplicado por el Gobierno de España en Cataluña, Bono ha apuntado que “si hubiera que ponerle un clan al PDeCAT” sería “el clan de Pujol”.

Así, ha apuntado que si el PDeCAT –antigua Convergencia– ha tenido que cambiar de nombre ha sido por “la desvergüenza del 3%” y para desvincularse de la corrupción de los Pujol, no por “una intención táctica o estratégica de orden político”. “Parece mentira que haya gente que quiera todavía seguir a esta persona”, ha añadido, aludiendo a Puigdemont, que concurrirá en las próximas elecciones del 21D como candidato de JxCat.

“EMPERATRIZ DE LA CONTRADICCIÓN”

Por otro lado, preguntado por la ruptura del pacto de gobierno entre la alcaldesa del Ayuntamiento de Barcelona, Ada Colau, y el PSC, Bono ha insistido en que esta “lo ha roto porque cree que esto le va a dar más votos” y ha explicado que “es evidente” que la regidora “va a lo suyo”.

Asimismo, ha recordado que el expresidente del Parlamento Europeo y exministro socialista, Josep Borrell, ya la describió como “la emperatriz de la ambigüedad” debido a sus “planteamientos ambiguos” de “no estar por la independencia pero luego retirar las banderas de España del hemiciclo del Parlament”.

Y ha añadido que, “más que de la ambigüedad, es la emperatriz de la contradicción” porque “cada día dice lo que a ella le conviene”. Además, ha señalado que “debería de ser un poco más humilde” y no gobernar un ayuntamiento de 41 concejales con solo 11 de su partido.

“Esta ambigüedad en Cataluña y ese abrazo virtual a Puigdemont y al independentismo le va a costar a Podemos por lo menos dos millones de votos. Pablo Iglesias empezó con unos fundadores y no le queda ninguno, se los ha merendado a todos”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.