La sala IV de la torre del homenaje del Castillo de Bellver reabrirá sus puertas para convertirse en un espacio museológico destinado a recuperar la memoria de los presos políticos que permanecieron encarcelados durante la Guerra Civil española.

Asimismo, el Área de Cultura, Patrimonio, Memoria Histórica y Política Lingüístico del Ayuntamiento de Palma ha presentado este sábado este proyecto museológico, una iniciativa que se visualizará con una exposición que se inaugurará el 20 de diciembre, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha querido recordar durante su intervención que “el diálogo, la cultura de paz y la memoria” son los “tres pilares de la democracia” y que son los encargados de conformar “la obra colectiva que es la democracia”.

“Rendimos homenaje no sólo a las personas que lideraron un proyecto político, sino también a todas aquellas personas que sufrieron la represión de una dictadura para defender sus ideas”, ha expresado Noguera.

Según el alcalde, “todo el mundo podía ser un preso político por el simple hecho de defender unos ideales, estas personas son un ejemplo de la memoria de esta ciudad”.

Por su parte, el regidor de Cultura, Patrimonio, Memoria Histórica y Política Lingüística, Llorenç Carrió, ha reivindicado “la verdadera historia” de los presos que fueron encarcelados en Bellver, que permitieron hacer una sociedad “más libre y más igualitaria”.

Durante el acto, Noguera y Carrió han firmado convenios de depósito de documentación original que han cedido familiares de los presos. Así, una parte de las familias han cedido material original y otros han dejado reproducciones.

En esta línea, entre los encarcelados conocidos han destacado a Alexandre Jaume y a Emili Darder. Desde el Consistorio se ha insistido en que se les quiere rendir homenaje a todos los presos a través de sus recuerdos, ya sean cartas o juegos de mesa de su día a día más íntimo en prisión.

La empresa Mutus Serveis Culturals ha sido la encargada de redactar el proyecto museológico que parte de la idea inicial de estudiar la Guerra Civil en el Castillo de Bellver, un ámbito poco investigado ya que se ha detectado una falta de datos concretos sobre la prisión de Bellver en este periodo.

Además, durante el proceso de investigación se han descubierto unos grafitos en el conocido patio de armas que han sido comparados con los datos y nombres de la documentación ya archivada y con la información de testimonios orales.

De este modo, por primera vez se han inventariado más de 230 grafitis y se han verificado un total de 22 identidades, de los 29 nombres y apellidos que se han encontrado transcritos en el patio de armas.

Asimismo, la exposición propondrá una experiencia de inmersión del visitante con una muestra que será tanto documental como sensorial. Según el Ayuntamiento, habrá una narración que tendrá como eje central diez personajes diferentes vinculados a la cárcel de Bellver durante la guerra.

Por último, se ofrecerá una visión humana y personal con más de 730 nombres de prisioneros documentados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.