Foto: Reuters

Mehdi Nemmouche, un islamista sospechoso de matar a cuatro personas durante un ataque perpetrado en 2014 contra un museo judío en Bélgica, ha sido puesto a disposición de las autoridades de Francia este miércoles para que investiguen el secuestro de cuatro periodistas de nacionalidad francesa que habría llevado a cabo este individuo en Siria.

Nemmouche ha sido trasladado a París desde la prisión belga en la que se encontraba a la espera de que se celebrase el juicio por el ataque de mayo de 2014 en Bruselas, donde murieron cuatro personas, dos de ellas turistas israelíes.

A la salida de los tribunales de París el abogado de Nemmouche, Vuillemin, ha asegurado que a su cliente se le notificó la existencia de cargos adicionales por parte de las autoridades francesas y que, siguiendo el consejo de su equipo de abogados, ha decidido acogerse a su derecho a guardar silencio.

Vuillemin también ha explicado que el juez que investiga el caso informó a Nemmouche de que formalmente está siendo investigado por las autoridades de Francia por los cargos de secuestro y retención de cuatro periodistas franceses, al tiempo que ha señalado que se relaciona a su cliente con “un grupo terrorista”.

Nemmouche fue detenido por la Policía en la ciudad portuaria de Marsella –situada en el sur de Francia– poco después de que se produjera el ataque de Bruselas y fue extraditado a Bélgica en julio de 2014.

Los periodistas franceses, que fueron puestos en libertad hace unos meses después de pasar casi un año cautivos en Siria, han identificado a Nemmouche como la persona que les custodiaba durante su detención y han asegurado que este individuo se encontraba entre varios franceses que colaboraban con Estado Islámico.

El traslado a Francia se ha producido dos días después del segundo aniversario de los ataques de París perpetrados por milicianos de Estado Islámico –algunos de ellos residentes en Bélgica– en los que perdieron la vida 130 personas. Los ataques perpetrados o inspirados por miembros de Estado Islámico han dejado decenas de víctimas en Bélgica, Francia, Reino Unido y España.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.