El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha afirmado que la entidad se encuentra aún “cerrando los números” del impacto que tendrá sobre su plantilla y su red de oficinas la fusión con Banco Mare Nostrum (BMN), que cumplirá con el calendario previsto.

“No tenemos cerrado planes en este sentido. Estamos muy avanzados, pero todavía nos quedan unas semanas para seguir trabajando”, ha apuntado el primer ejecutivo de Bankia durante su intervención en un desayuno de Nueva Economía Fórum, en el que ha sido presentado por el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos.

Según ha explicado, la entidad está “trabajando” sobre el posible impacto en términos de personas u oficinas de la fusión con BMN y “cerrando los números”, aunque los primeros que conocerán la decisión serán los trabajadores de Bankia y sus representantes. “Han salido algunas cifras que no sé de dónde han salido”, ha dicho al respecto.

Goirigolzarri se ha mostrado “muy satisfecho” de cómo evoluciona la fusión y ha manifestado que cumplirá con todos los calendarios previstos, que implican la obtención de las autorizaciones antes de final de año y la integración informática de ambos bancos en el segundo trimestre de 2018.

“Esta operación nos va a permitir ser claramente el cuarto jugador (del sector financiero) de España, con un tamaño suficiente para competir”, ha apuntado el primer ejecutivo de Bankia, que ha reiterado que el “foco de atención” de la entidad es BMN.

NO BATIRÁ UN RÉCORD DE EDAD COMO PRESIDENTE

El presidente de Bankia cumple en 2017 cinco años en el cargo y, preguntado sobre su futuro, ha manifestado que sigue “comprometido” con el proyecto de la entidad, que asumió en 2012 como “una responsabilidad social”. “A lo largo de mi vida he sido un privilegiado y cuando uno se enfrenta ante la alternativa de poder hacer un servicio a la sociedad en la que ha vivido no puede decir que no”, ha añadido.

“No espero batir ningún récord de mantenimiento en Bankia ni por los años de estancia ni por años biológicos”, ha señalado el primer ejecutivo de la entidad, cuyo compromiso con Bankia “es total”.

“Estoy a la orden. Estaré comprometido con el proyecto de Bankia hasta que los accionistas y el consejo de administración entiendan que es lo que hay que hacer”, ha apuntado el presidente del cuarto banco español en relación con su futuro.

Por otra parte, en cuanto al escenario de tipos de interés bajos, Goirigolzarri ha apuntado que “Mario Draghi y el Banco Central Europeo” han realizado un “trabajo sensacional”. “Los tipos de interés bajos han tenido una incidencia negativa por un lado, pero positiva por otros”, ha apuntado el presidente de Bankia, para quien la normalización de la política monetaria “es una cuestión de tiempo”.

Goirigolzarri ha apuntado que en la entidad les hace “ilusión” que suban los tipos de interés porque por cada 50 puntos básicos de tipos el impacto sobre su beneficio es de 250 millones de euros, un 20% de crecimiento de las ganancias. “Nos hace ilusión que suban los tipos, pero entiendo que el BCE tiene que mirar a todos los lados”, ha dicho.

INTEGRAR POPULAR TENÍA “LÓGICA INDUSTRIAL”

Por último, preguntado por Popular, Goirigolzarri ha apuntado que tiene “un gran respeto” por la decisión que tomó Santander y ha reconocido que la entidad absorbida “era un banco extraordinariamente complementario con Bankia”, aunque “no tanto por razones geográficas, sino por razones de segmentos”.

Según ha dicho, la lógica industrial “era clara”, pero era una operación “con gran riesgo de implementación” para su entidad, porque “Popular tenía un tamaño muy relevante respecto al tamaño de Bankia”. “Vimos la oportunidad porque tiene lógica industrial, pero en nuestra estrategia no pudimos dar el paso adelante”, ha dicho, añadiendo que Bankia no podía “asumir un error que echara por tierra todo lo que había hecho estos años”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.