Funcionarios de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma se han desplazado hasta las instalaciones del gimnasio Megasport, del Grupo Cursach, para inspeccionar el estado de las licencias.

Así lo han confirmado fuentes municipales a Europa Press. Cabe recordar que los negocios del empresario se encuentran bajo una investigación que dirige el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, dentro de la macrocausa de presunta corrupción policial.

Precisamente, el empresario ha sido llamado este lunes a declarar en relación a presuntos sobornos con Moët & Chandon y un sobre con 500 euros que una funcionaria confesó haber recibido. Esta mujer sugirió a los investigadores que otros trabajadores municipales también podrían haber recibido sobornos en relación a unas obras dentro de Megasport.

Según ha avanzado ‘Diario de Mallorca’, los funcionarios de Urbanismo han requerido al gimnasio información sobre licencias de obra, de actividad y de apertura.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.