Asaja-Baleares ha exigido este viernes a la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca y al Ayuntamiento de Palma que aseguren la viabilidad del matadero de la capital balear, al tiempo que ha advertido de las graves consecuencias que podría tener dicho cierre en el sector agrario de Mallorca.

Así, el gerente de la organización agraria, Joan Simonet, solicitará una reunión con el conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, para abordar un tema prioritario para el sector de la ganadería de la Isla, como es el del posible cierre del matadero de Palma cuya empresa adjudicataria, Escorxador i Serveis Càrnics Palma S.L, aún no ha recibido respuesta de las instituciones sobre la posible renovación de la concesión de la explotación del mismo.

En un comunicado, el gerente de Asaja ha explicado que, si antes del día 30 de este mes, el Ayuntamiento de Palma y la Conselleria no ponen propuestas sobre la mesa, el matadero cerrará de manera irreversible, “poniendo en peligro toda la campaña de Navidad, las matanzas de lechona y cordero y la promoción de los productos locales a corto plazo, así como la continuidad de cerca del 50% del sector ganadero de Mallorca a medio plazo”.

La organización agraria ha recordado que en s’Escorxador de Palma se mata casi el 60% del ganado de la Isla y si éste cierra, los otros mataderos en Mallorca (Felanitx, Manacor e Inca) no tienen capacidad suficiente para hacer frente a toda la demanda del sector ganadero insular.

Por otra parte, ha explicado que hace unos días, junto a Unió de Pagesos, se mantuvo una reunión con la responsable de la concejalía de Salud y Consumo, Antònia Martín, de la que depende la subvención del matadero, para abordar toda esta problemática, y que recibieron “noticias positivas” en cuanto a que ya se habían abonado las ayudas correspondientes a los gastos de 2016 y que tenían los fondos para los de 2017.

Sin embargo, “la empresa responsable del matadero les ha comunicado que aún se le deben 85.000 euros de 2015 y que, además, no se han puesto en contacto para hablar y firmar el convenio del próximo año 2018″, tal y como aseguran desde Asaja.

“Esto supone que, de no recibir noticias en los próximos días, a partir del 30 de noviembre tendría que liquidar la empresa”, han insistido al respecto.

Por todo ello, desde Asaja se exige que, de manera urgente, tanto la Conselleria como el Consistorio palmesano pongan solución a este problema y aseguren, de una manera u otra, el funcionamiento de esta instalación vital para la actividad ganadera de Mallorca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.