La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado este miércoles que el inicio de la excavación de la fosa común de Formentera supone “un día de emociones, un día histórico” porque “se hace Justicia”.

El Govern ha iniciado los trabajos de localización, excavación y posterior exhumación de la fosa situada en el interior del cementerio de Sant Ferran, propiedad del Obispado de Ibiza y Formentera. Se trata de la tercera que se acomete desde la aprobación en el Parlament de la Ley 10/2016, de 13 de junio, para la Recuperación de Personas Desaparecidas durante la Guerra Civil y el franquismo.

La líder del Ejecutivo, quien ha visitado los primeros trabajos de excavación, ha recordado que también asistió a las exhumaciones de Porreres o Monturi “porque queremos estar cerca de la gente que sufrió tanto y tan injustamente de todos los efectos que tuvo la dictadura y la Guerra Civil”.

“Desde el Govern teníamos muy claro que se tenía que hacer Justicia, reparar a las familias y dignificar a la gente que fue asesinada injustamente”, ha declarado.

La presidenta ha agradecido la “unanimidad parlamentaria” a la hora de aprobar la Ley de Fosas, lo que ha permitido trabajar en dicha línea. Asimismo, ha valorado el papel de colectivos y asociaciones “que han hecho posible, una y otra vez, seguir reivindicando este papel que deberían haber tenido las instituciones hace muchos años”.

Sobre el Foro para la Memoria Histórica de Ibiza y Formentera, Armengol ha agradecido su trabajo y ha dicho ser consciente “de que las instituciones han llegado muy tarde”.

ARMENGOL: “CUANDO ABRIMOS UNA FOSA, CERRAMOS UNA HERIDA”

Los trabajos de exhumación en Formentera se extenderán durante cinco días, según la previsión inicial. El objetivo, han explicado desde el Govern, es encontrar a cinco personas que fueron asesinadas en la Guerra Civil.

Armengol ha agradecido también la labor de los arqueólogos y del Obispado. “En Formentera hay otras personas que fueron asesinadas, con la triste situación del campo de presos, donde 1.500 personas fueron encerradas aquí y muchas personas murieron de hambre y eso nos permite recordar todo lo que sucedió y que no podemos olvidar nunca”, ha declarado.

“Cuando abrimos una fosa, cerramos una herida y ya es hora de que cerremos muchas heridas que aún permanecen abiertas”, ha concluido.

Desde el Govern, la consellera de Cultura, Fanny Tur, ha recordado que la de Sant Ferran “es la primera fosa que se abre en las Pitiusas” y se le ha dado prioridad “porque aún quedan familiares directos de primera generación vivos”.

Las tareas de localización y posterior exhumación se llevan a cabo mediante una subvención concedida al Forum para la Memoria Histórica de 16.780 euros, además de la colaboración del Consell que aporta 3.997 euros.

Los encargados de los trabajos son técnicos de arqueología y antropología forense que forman el equipo de siete personas dirigidas por la arqueóloga y antropóloga forense, Almudena García-Rubio.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.