Foto: Reuters

La Gobernación de la provincia de Ankara, donde se encuentra la capital de Turquía, ha ordenado la suspensión indefinida de todos los espectáculos públicos de temática LGBT, proyecciones cinematográficas, representaciones teatrales y mesas redondas incluidas, por “motivos de seguridad pública”, según una orden recogida por los medios nacionales.

Esta clase de actividades, aduce la oficina del Gobernador “pueden conducir al odio y la enemistad, y por lo tanto pueden suponer un peligro claro e inminente para la seguridad pública”.

La orden precisa que la medida entró en vigor ayer, sábado 18 de noviembre.

Las autoridades de Ankara ya habían prohibido, llegando a citar incluso “riesgo de actos terroristas”, un festival de cine alemán de temática gay el día antes de que comenzara.

Aunque en Turquía la homosexualidad no está tipificada como delito, existe una abierta hostilidad de los sectores conservadores, cuyas presiones llevaron a la cancelación, con violencia policial incluida, de las dos últimas ediciones del desfile del Orgullo en la ciudad de Estambul.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.