El Área de Salud de Ibiza y Formentera ha abierto un expediente sancionador a la concesionaria del servicio de cocina en el Hospital de Ibiza por servir productos caducados, según se desprende de la auditoría realizada este 2 de noviembre.

Según ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera, en una de las auditorías periódicas que realiza para garantizar la calidad de los servicios concesionados se han detectado anomalías en el servicio de cocina. Dichas anomalías ya se han puesto en conocimiento del Servicio de Salud.

La inspección realizada por la Unidad de Supervisión y Control debe evaluar la calidad de los productos utilizados, la temperatura de las comidas servidas o la presentación, entre otros aspectos, y que todos ellos cumplan la calidad exigida en los contratos.

Ahora, ya se ha abierto un expediente informativo para analizar el alcance de lo sucedido y evaluar las responsabilidades y sanciones que se puedan derivar.

La gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera ha exigido a la concesionaria la retirada inmediata de todos aquellos productos que hayan superado la fecha de caducidad al tratarse de un número de lotes limitado.

La gerencia ha destacado el trabajo de la USC y el resultado de las auditorías que se realizan de manera continuada y sin previo aviso a la concesionaria en distintos puntos del hospital. El objetivo, han añadido, es velar por la seguridad y la calidad de los servicios que prestan las empresas externas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.