Govern

El abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha justificado este jueves que el Govern no fue “más allá de la mera proclamación” de independencia del Parlament del 27 de octubre y no adoptó acuerdos después también debido al riesgo de que se produjeran episodios de violencia.

En declaraciones a los medios, tras impartir una conferencia sobre dictámenes judiciales en el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada (Cejfe), Cuevillas ha dicho que el Govern tenía claro que el proceso independendista había sido pacífico y “a toda costa tenía que evitar episodios de una eventual violencia”.

“Por eso después de la proclamación hecha por el Parlament, el Govern no adoptó ningún acuerdo, no dictó ningún decreto y no hizo ningún llamamiento a la desobediencia”, ha justificado el abogado del presidente de la Generalitat cesado.

Cuevillas también ha asegurado que a Puigdemont y al Govern le llegaron advertencias de que podría haber violencia: “No sé de donde llegaron las advertencias, pero me consta que el presidente lo tuvo muy presente”.

Ha explicado que el 27 de octubre había quienes advertían de que mucha gente podría intentar rodear el Palau de la Generalitat para evitar que detuvieran a Puigdemont, y ha asegurado que el entonces presidente reflexionó entonces: “Yo no quiero que nadie de buena fe se arriesgue por mi culpa”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.