Foto: Europa Press

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional ha desarrollado este miércoles una operación en Barcelona y Madrid contra la mafia georgiana en la que se ha detenido a la esposa del ‘ladrón de ley’ Kakhaber Shushanashvili, actualmente preso en Francia tras ser condenado en España como máximo líder de esta organización en el país.

Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press han explicado que Katerina M. presuntamente cobraba un sueldo de la ‘caja común’ de la organización que ascendía a unos 6.000 euros mensuales mientras su esposo estaba en prisión.

Durante la mañana de este miércoles han sido detenidas 23 personas en Barcelona, su área metropolitana y Madrid en un importante golpe policial contra la mafia georgiana, en la que también se ha arrestado a un presunto cabecilla que gestionaba la ‘caja común’.

La ‘caja común’ es una caja de solidaridad en la que las distintas células que conforman la organización envían dinero que sirve para sufragar la vida de las familias de los presos y de los cabecillas, han explicado fuentes de la investigación.

Este detenido era el dueño de empresas de paquetería –que han sido registradas en Barcelona y Madrid– que presuntamente servían a la organización para enviar material robado.

Según las citadas fuentes, la organización desmantelada este miércoles se dedicaba al robo de pisos con distintas baterías y al blanqueo de capitales, y se enviaba el material robado, principalmente relojes, joyas y aparatos electrónicos, a su país, donde eran revendidos.

CRIMEN EN TERRASSA

La investigación arrancó hace dos años con un asesinato a tiros, el 4 de enero de 2016 en Terrassa (Barcelona), de dos miembros de este clan, entre ellos Gela Garishvili, lugarteniente de Shushanashvili, en lo que fue un ajuste de cuentas.

A partir de ese momento, investigadores de los dos cuerpos policiales empezaron a tirar del hilo y a desmantelar pequeñas células de este grupo que se dedicaban al robo con fuerza en pisos, principalmente en Catalunya pero también en otros puntos de España, cuyo botín se destinaba en parte a dicha caja de solidaridad.

En estos dos años, han sido detenidas en varias fases de la operación una sesentena de personas, en una investigación tutelada por el Juzgado de Instrucción 2 de Terrassa (Barcelona), junto a la Fiscalía Anticorrupción.

Este miércoles se han realizado desde primera hora 11 registros domiciliarios y dos en locales en Barcelona, Mataró, Gavà, Cornellà de Llobregat, L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y Madrid, y en alguno ha estado presente el fiscal Anticorrupción José Grinda.

BUENA COLABORACIÓN POLICIAL

La operación la ha realizado la Unidad Central de Crimen Organizado de la Policía Nacional (Udyco) y la Unidad de organizaciones criminales de los Mossos, y se trata de una prueba más de la normalidad de las relaciones entre ambos cuerpos policiales, que en ningún momento han dejado de colaborar, señalan fuentes de la investigación.

Destacan la buena colaboración entre los dos cuerpos en numerosas investigaciones que están en marcha y que en ningún momento se ha dejado de trabajar pese a la situación política de las últimas semanas.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.