YAMAHA MOTOR EUROPE N.V. ALL RIGHTS

El piloto español de MotoGP Maverick Viñales (Yamaha) ha reconocido que forzar la moto “más del límite” durante la primera jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de Australia le llevó a caerse durante la sesión, y ha explicado que tras el accidente seguía teniendo un buen “ritmo”, lo que le permite tener “una buena base” para el sábado de calificación.

“Sinceramente, el día en general ha sido realmente bueno. Antes del accidente, ya estaba llegando a tiempos en casco rojo en muchos sectores, pero lo intenté con tanta fuerza que forcé la moto más del límite. Todavía tenemos que mejorar, pero el accidente fue un error mío; forcé la moto cuando los neumáticos estaban fríos. Traté de hacerlo lo mejor posible”, señaló en declaraciones facilitadas por su equipo.

El de Roses, que se fue al suelo en la curva ocho por falta de adherencia en la rueda delantera y terminó quinto en la combinada de tiempos, aseguró que aún así desarrolló el resto de la jornada con normalidad, a pesar de no sentirse “tan bien como antes”. “Pero estaba reservando mucho y tenía el ritmo, lo que significa que tenemos una buena base y ahora tenemos que mejorar, especialmente en el sector 4”, indicó.

“La pista es diferente de lo que era durante el test de pretemporada, pero no está mal. La pista todavía proporciona un buen agarre, algo bueno para nosotros. El sábado intentaremos mejorar aún más, pero estoy muy contento de cómo funcionaba la moto”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.