Foto: Reuters

Unos 330.000 clientes se han quedado sin suministro eléctrico en toda la isla de Irlanda debido al paso de la tormenta ‘Ophelia’, que ha causado ya además al menos tres muertos.

Los fuertes vientos con rachas huracanadas han derribado árboles sobre el tendido eléctrico, causa principal de los apagones, según informa la eléctrica estatal ESB y recoge el diario irlandés ‘The Irish Times’ en su edición digital.

La mayoría de los clientes tendrán que esperar al menos hasta mañana para que se restablezca el suministro, según ESB, que advierte de que entre el 5 y el 10 por ciento de los clientes afectados tendrán que esperar unos diez días.

En cuanto a la seguridad, ESB ha alertado del riesgo “extremo” de acercarse a los cableados o a los postes dañados y pide apartar a menores y animales e informar a los servicios de emergencia. También pide apagar todos los aparatos eléctricos y dejar solo una luz encendida para saber cuándo vuelve el suministro y pide extremar la precaución con velas u otras fuentes de luz incandescentes.

Además, la eléctrica ha recomendado a los clientes que utilicen aparatos médicos eléctricos que contacten con los servicios sanitarios para que les recomienden un modo de seguir con sus tratamientos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.