La alerta ha saltado esta tarde en Palmanova tras la aparición de una nube tóxica. Dos hoteles han sido desalojados después de que un gas se desprendiera de una furgoneta, muy cerca del cuartel de la Guardia Civil. Los hechos han ocurrido en la avenida de Cas Saboners, que ha sido cortada mientras intervenían los equipos de emergencias.

Hacia las 19:30, enviaron una alerta sobre una nube tóxica en la localidad de Calvià. Al parecer, una furgoneta con matrícula de Portugal y sin señal alguna de que transportara material peligroso estaba emitiendo un gas peligroso.

En seguida acudieron la Policía Local de Calvià, la Guardia Civil y los Bomberos de Mallorca. En los primeros momentos incluso avisaron a los TEDAX (Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos) porque creían que podía cosa de algún explosivo. Se vivieron momentos de máxima tensión ante el desconocimiento de lo que estaba sucediendo. Dos hoteles llegaron a ser desalojados, aunque no se produjeron heridos.

Por suerte, pronto apareció el dueño del vehículo. Finalmente resultó que era de una empresa de limpieza de depósitos de gas. Dentro de una manguera quedó gas licuado que se derramó. Hubo fortuna, ya que con una chispa todo podría haber saltado por los aires.

La nube se disolvió después de que los bomberos le echaran agua pulverizada. El cuerpo estuvo presente una hora en la avenida de Palmanova.

Este automóvil no podía aparcar en esa zona, dado que llevaba material peligroso. El dueño, de nacionalidad portuguesa, aseguró que desconocía las leyes y que no sabía que no debía estacionar en ese lugar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.