Complicado rescate el que ha tenido lugar esta tarde en el término municipal de Llucmajor donde una mujer y su caballo se han precipitado al interior de un pozo en un camino ubicado entre el citado municipio y el de Porreres.

Al parecer, la mujer paseaba a caballo junto a una amiga cuando el animal que montaba ha pisado sobre unas ramas y ha caído al interior de un pozo de unos cinco metros de profundidad oculto a la vista. El hecho ha tenido lugar sobre las 16:30 horas y la compañera ha avisado de inmediato a los equipos de emergencia.

Hasta el lugar se han trasladado entonces varias dotaciones de la Policía Local de Llucmajor, de la Guardia Civil, los Bomberos de Mallorca, una grúa y varias ambulancias y  han comenzado a trabajar en un rescate que ha sido muy complicado y peligroso para la vida de la mujer herida.

Y ha sido peligroso porque el equino estaba vivo y con la mujer herida situado justo bajo él, entre sus patas. Los intentos iniciales para acercarse a la mujer han hecho que el caballo se pusiera muy nervioso y los rescatadores han temido que acabara por lesionar –o matar- a la herida.

Finalmente se ha decidido sedar al caballo por lo que se ha solicitado la presencia de un veterinario quien, ayudado por la grúa, ha descendido al pozo y lo ha sedado para luego sacarlo al exterior.

Acto seguido se ha atendido a la mujer –una alemana de 57 años- quien también ha tenido que ser sedada antes de extraerla del pozo y evacuarla hasta el hospital en estado grave.

There is one comment

Join the conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.