Thomas Cook ha creado una nueva aerolínea, con base en Mallorca, para complementar su oferta uniéndose a las diferentes compañías aéreas propiedad del touroperador británico, cuyos rimeros vuelos comenzarán a principios del próximo año, y viene a ocupar el hueco dejado por el cese de Monarch Airlines.

La nueva aerolínea, Thomas Cook Airlines Balearics, se une así al resto de compañías aéreas del touroperador
con base en Alemania, Reino Unido y Escandinavia, añadiendo un nuevo certificado de operador aéreo (AOC, en sus siglas en inglés) en la isla balear.

La compañía balear contará con una flota inicial de un mínimo de tres a siete aviones A320, que anteriormente operaban para Thomas Cook Airlines Bélgica.

La nueva aerolínea creará nuevos puestos de trabajo en Palma de Mallorca, que la compañía no ha cuantificado, tanto en mantenimiento como operaciones de vuelos y funciones de gestión, así como para pilotos y tripulantes de cabina (TCP), ha destacado Manuel Gallego, el gerente de la nueva aerolínea, Manuel Gallego.

Thomas Cook Airlines destaca que esta nueva aerolínea forma parte de sus planes de crecimiento siendo Mallorca, la nueva base europea, el destino “más solicitado” y desde donde la compañía ofrecerá vuelos de apoyo a la operativa de las demás aerolíneas en función de la demanda estacional.

“La nueva aerolínea será la plataforma perfecta para equilibrar la demanda estacional, operar a un menor costo y proporcionar a nuestros clientes una mayor gama de destinos a la vez que aumentamos nuestro negocio aéreo. Con más de un millón de clientes de Thomas Cook que vuelan a Palma cada año, aprovecharemos para desarrollar y potenciar la amplia infraestructura existente de la compañía”, ha afirmado el responsable del negocio aéreo, Christoph Debus.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.