Un lector ha contactado con Crónica Balear para denunciar el mal estado de un semáforo en Palma. La abertura en su base está oxidada, la pieza que la tapa ha desaparecido y deja al aire los cables de dentro.

Un vecino del barrio nos ha hecho llegar la queja después de que el jueves se diera cuenta de lo que ocurría. Se trata de un semáforo que regula el paso de los peatones en la carretera de Valldemosa, en la esquina con la calle Felipe II, junto al parque Can Simonet. “Es más que evidente que hace mucho tiempo que está mal”, destaca.

Además, hay un peligro adicional, y es que este es un punto en el que los perros hacen sus necesidades de forma habitual. “Es un problema de educación de sus dueños”, explica este vecino.

Este lector afirma que no es una imagen rara en su barrio. Incluso añade que “el descuido, por desgracia, es un habitual en casi toda la ciudad”.

Casos como este recuerdan al del chico que murió electrocutado en Bunyola cuando iba a mear junto a una farola. El mal estado de esta provocó la descarga eléctrica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.