La plaza del Bisbe Berenguer i Palou de Palma (conocida popularmente como la plaza de los Patines) ya ha dejado de tener su particular poblado de chabolas. Esta tarde, la Policía Local y Emaya han acudido para quitar toda la basura que han acumulado y han acabado con la inquietud de los vecinos de la zona ante esta problemática.

En el momento del desalojo, ninguno de sus ocupantes estaba presente. Esto facilitó la tarea a la Policía Local y a Emaya, que pudieron retirar los enseres que se habían ido acumulando. Tras retirar colchones y demás objetos, han dado un manguerazo a la zona para dejarlo todo limpio.

La basura que había era de lo más variada y curiosa. Los agentes hallaron hasta una bola de discoteca o una barbacoa, además de restos de comida. Todo se ha tirado, excepto aquellos objetos de valor personal.

Según comentan los vecinos, la gente que se había instalado en la zona no suele estar a esas horas. Más bien acuden por la noche.

Ya en agosto, Crónica Balear informó sobre la queja de algunos vecinos de la zona. Denunciaban que la plaza de los Patines se estaba convirtiendo en un asentamiento chabolista. En sus protestas decían que orinaban “delante de cualquiera (incluso menores) a cualquier hora del día” y también que dormían “casi desnudos”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.