El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha recuperado en el municipio menorquín de Sant Lluís un ánfora romana, según ha informado este lunes la Dirección General de la Guardia Civil.

En concreto, se trata de un ánfora Dressel 2-4 producida en la provincia romana de Tarraco, la actual comarca del Maresme catalán. Era utilizada en la época para la conserva y transporte de vino por el Mediterráneo durante los siglos I y II d.C.

La pieza, que estaba en perfecto estado, se encontraba irregularmente expuesta a modo decorativo en un establecimiento hotelero de Sant Lluís y se pondrá ahora a disposición del Departamento de Patrimonio Histórico del Consell Insular de Menorca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.