La que iba a ser una salida por un caso de violencia doméstica ha acabado con un coche de la Guardia Civil en llamas. Todo apunta a que un individuo ha prendido fuego al vehículo y se ha fugado, aunque todavía se está investigando este incidente y aún no está claro. Los hechos han ocurrido durante la noche del miércoles en Banyalbufar.

Hacia las 11 de la noche, la Guardia Civil recibió un aviso sobre un supuesto caso de violencia doméstica en Banyalbufar. Al llegar una patrulla, entraron en la vivienda donde se había requerido su asistencia. El agresor ya no estaba, había huido, pero sí que pudieron hablar con la victima.

A la salida, los agentes de la Benemérita se encontraron con su coche en llamas. La principal sospecha recae sobre el agresor. Se cree que él podría haber incendiado el vehículo. La Policía Judicial de la Guardia Civil lo está investigando. El hombre tiene antecedentes por otros actos violentos en el ámbito familiar y recientemente un juzgado le había dejado en libertad.

Así, varias patrullas del instituto armado han acudido a Banyalbufar y han buscado al sospechoso. Han estado registrando la zona, incluida una casa deshabitada. Igualmente, agentes de la unidad de Tráfico han cortado la carretera en la que ha ocurrido el suceso. También se han personado los Bomberos de Mallorca para sofocar las llamas. El vehículo del cuerpo ha quedado totalmente calcinado. Incluso se produjeron algunas pequeñas explosiones, aunque no se han tenido que lamentar heridos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.