El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha abandonado el Parlament este viernes pasadas las 16.30, tras el pleno en que la Cámara ha declarado constituida la República catalana.

Al salir ha sido recibido por una decena de alcaldes –muchos otros seguían dentro del edificio– al grito de ‘Presidente’ y ha marchado del Parc de la Ciutadella en su coche oficial.

Justo antes de salir del edificio, Puigdemont se ha dirigido desde las escalinatas del Parlament a los muchos alcaldes y diputados congregados para pedirles afrontar la República con paz, civismo y dignidad: “Vienen horas en que a todos nos corresponderá mantener el pulso de este país” con estos valores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.