Foto: Europa Press

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha acusado este domingo al Estado español de utilizar una “brutalidad policial absolutamente injustificada” para intentar impedir el referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Puigdemont ha llegado alrededor de las 11.15 horas al pabellón municipal de Sant Julià de Ramis (Girona), donde estaba previsto que votara a las 9.30 horas, lo cual ha impedido la Guardia Civil tras requisar las urnas.

“La imagen exterior del Estado español ha continuado empeorando y hoy ha llegado a unas cuotas de vergüenza que le acompañarán para siempre”, ha manifestado en declaraciones a los medios y ante centenares de vecinos que se han agolpado y lo han ovacionado con gritos de ‘President’, ‘Votaremos’ y ‘Libertad’.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.