Foto: Reuters

Un tribunal de Yuba ha iniciado este miércoles el primer juicio contra soldados del Ejército en Sudán del Sur, acusados de perpetrar un ataque en julio de 2016 contra trabajadores humanitarios en el que habrían matado a una persona y violado al menos a cinco cooperantes.

Investigadores de Naciones Unidas y grupos por los Derechos Humanos han acusado en varias ocasiones al Ejército sursudanés y a los rebeldes de realizar matanzas, torturar y violar, unos crímenes que, según han denunciado, casi siempre quedan impunes.

La Justicia de Sudán del Sur pidió a las víctimas y a los testigos del ataque que estuvieran en el extranjero que volvieran al país africano para testificar, pero se negaron por miedo y por preservar su derecho de confidencialidad.

Finalmente, los tribunales atendieron las peticiones de los seis afectados, que han comenzado este miércoles a relatar lo sucedido ante los jueces por videoconferencia desde Estados Unidos, con la asistencia del FBI.

“Que el tribunal haya tomado esta decisión es una demostración de que está dispuesto a tener en cuenta las preocupaciones de las víctimas”, ha manifestado una de las mujeres violadas en el ataque al Hotel Terreno en declaraciones a Reuters.

Otra de las víctimas ha confesado a la agencia que fue violada por 15 hombres en el incidente y que “no podía dejar pasar la oportunidad de testificar” porque hay que destapar y dejar constancia de que en Sudán del Sur “las fuerzas de seguridad cometen estas atrocidades” y no suelen tener consecuencias penales.

El abogado de la acusación, Philips Anyang, ha manifestado en declaraciones a Reuters que ya ha “declarado una de las víctimas por videoconferencia” y que una segunda afectada contará lo sucedido el jueves.

La guerra civil, que ha acabado con la vida de miles de personas, se desencadenó en 2013 entre el Ejército del presidente dinka, Salva Kiir, y los rebeldes fieles al ex presidente nuer Riek Machar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.