Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este jueves la aplicación del artículo 155 de la Constitución ante la “amenaza secesionista, de hechos consumados y de referéndums unilaterales” y ha insistido en una reforma de la Carta Magna para lograr un texto que represente a la sociedad del siglo XXI y que “reconcilie a los pueblos de España”.

En este sentido, el líder socialista ha defendido que ante el “inaceptable desafío rupturista” de Cataluña se ha respondido con un “trámite parlamentario”. “Se está respondiendo con Democracia, abiertos diálogo, desde el debate, y con un análisis de alegaciones”, ha aseverado.

Así, en su intervención a primera hora de este jueves en el Foro Económico de El Norte de Castilla ‘Un proyecto para España’, ha considerado que hubiera sido una “extraordinaria noticia” que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hubiera comparecido en el Senado, tras lo que ha insistido en su “apertura a debatir” las posibles alegaciones a la aplicación del artículos 155.

“Hay que poner freno a cualquier intento de quiebra unilateral y reformar la Constitución para que represente a una sociedad del siglo XXI que reconcilie a los pueblos de España”, ha aseverado. “El PSOE ha mantenido siempre la idea de que Cataluña debía tener mejor encaje en nuestro ordenamiento constitucional y territorial”, ha reseñado, al tiempo que ha vuelto a apelar al diálogo, desde la autoridad que, a su juicio, tiene su partido por ser el “único” que ha gobernado en todas las autonomías.

Sánchez se ha mostrado convencido de que la mayoría de la sociedad de Cataluña no quiere “seguir la senda” de la independencia, por lo que ha apelado a esos ciudadanos para que “opinen” en el “final del camino” que son las elecciones catalanas para evitar que “sean los colectivos más vulnerables los que terminen pagando una cadena de irresponsabilidades”.

“No hay ninguna bandera de izquierdas en la causa secesionista, estamos en la defensa de la Constitución y del Estatuto de Autonomía de Cataluña defendiendo la pluralidad y concordia”, ha aseverado Sánchez.

En su intervención en Valladolid Pedro Sánchez ha explicado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución en España ante la crisis en Cataluña no es una herramienta “extraña” en la Unión Europea, al tiempo que ha defendido su aplicación ante la “amenaza de secesión, de hechos consumados y de referendum unilaterales”, algo que, por extensión, “violenta” también la normativa de la UE.

Así, el líder socialista ha reseñado que el proyecto de Europa pasa por la “integración” y no incluye un “secesionismo de exclusión”. “Una Europa fragmentada es un regalo para aquellos actores políticos del divide y vencerás, la unión hace la fuerza y la unión europeísta solucionará la crisis en Cataluña”, ha aseverado, tras lo que ha defendido que lo que ahora se vive en Cataluña se enmarca en un debate “contemporáneo” frente a los “irresponsables” que “agitan banderas de antaño”.

“El sentido común negaría volver a un pasado que creíamos superado, es la parte más triste de la memoria de este continente”, ha concluido.

REFORMA CONSTITUCIONAL

Pedro Sánchez ha reflexionado en el foro que ha tenido lugar este jueves en Valladolid sobre la necesidad de avanzar en la reforma de la Constitución española y ha considerado que es el momento de “parar en seco” y “poner las luces largas”. “Que cada uno defienda lo que quiera, lo importante es la Democracia”, ha destacado.

De este modo, Sánchez ha defendido la importancia de “reconectar” a la sociedad con la Constitución, lo que, como ha explicado, no supone la “negación” del pacto de 1978, por lo que ha defendido que esta reforma tome como punto de partida lo bueno que se hizo hace 39 años para avanzar en la “necesaria” incorporación de la voz de una nueva generación.

En este punto ha insistido en que esta reforma debe asentarse sobre los principios de regeneración democrática con la eliminación, entre otras cuestiones, de los aforamientos, una figura que, a su juicio, tuvo sentido en su momento pero que deber ser “evaluada”, tras lo que ha destacado también la necesidad de avances como la inclusión del derecho a la salud pública, el fortalecimiento de lucha contra la desigualdad o derechos medio ambientales, entre otras cuestiones.

Sánchez ha defendido que en el proceso de reforma constitucional debe ser abierto. “Debe abordarse una reforma constitucional inclusiva, que ponga voz a la España que queremos construir entre todos sin exclusiones”, ha expuesto.

El líder socialista ha eludido conservadurismos y ha considerado que como país España tiene la obligación de “mirar más allá”, por lo que ha defendido el proyecto del PSOE como alternativa a las políticas “fatalistas” del PP.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.