El Parlament ha aprobado este martes instar al Gobierno a derogar el Real decreto Ley 16/2012 para restablecer la universalidad de la cobertura del Sistema Nacional de Salud.

Asimismo, el punto de la proposición no de ley incluye pedir que se reforme la legislación sanitaria para asegurar la sostenibilidad de un sistema sanitario público, universal, de calidad, financiado por medio de los presupuestos con equidad en el acceso y con una cartera básica y común de servicios para toda la ciudadanía.

En un segundo punto, se insta al Govern a garantizar la asistencia sanitaria, el derecho a la prevención y la protección de la salud mediante el sistema sanitario público, a todos los ciudadanos de Baleares, independientemente de su origen y de su situación administrativa.

En la iniciativa, presentada por los grupos parlamentario PSIB, Podemos, MÉS per Mallorca y MÉS per Menorca, se estipula que el derecho a la protección de la salud está recogida en el artículo 43 de la Constitución española.

Dichas formaciones consideran que con el decreto del PP supone volver atrás y vincula el derecho a la asistencia sanitaria pública con la Seguridad Social.

“Supone pasar de un sistema de derechos a un sistema de derechos a un sistema de aseguramiento. La atención sanitaria es un contraprestación por lo cotizado, no un derecho ciudadano universal”, expone la PNL.

Asimismo, los grupos parlamentarios proponentes han asegurado que “excluir a los colectivos de ciudadanos españoles y de inmigración no supone ningún ahorro relevante en términos de reducción de déficit, pero su impacto en términos de salud es muy importante”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.