Las entidades soberanistas han dejado dos sillas libres en el hemiciclo del Parlament en honor a los presidentes de la ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, encarcelados desde la semana pasada por un presunto delito de sedición.

Las sillas están decoradas con un lazo amarillo, el símbolo que han utilizado las entidades para pedir su libertad.

También lucen un lazo amarillo la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los diputados de JxSí.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.