La policía ha encontrado el cuerpo de un hombre muerto en su domicilio en s’Arenal. El hallazgo se produjo después de que un vecino viera sangre por debajo de la puerta. Así, esta mañana acudieron para ver qué ocurría. Ya era demasiado tarde para salvarle. La víctima es un varón alemán de 55 años.

El descubrimiento fue posible gracias a la llamada de un vecino. Cuando pasaba por delante de la casa en la calle de Trasimé, observó que había sangre que salía de la puerta. Tras tocar, nadie respondía, así que llamó a emergencias.

La Policía Nacional, ambulancias del 061 y los Bomberos de Palma se presentaron para averiguar qué ocurría. No pudieron entrar por la puerta. La víctima había caído por las escaleras y estaba encajado entre un escalón y la puerta. Al final, se metieron en el interior por una ventana. Allí hallaron el cadáver y no pudieron hacer nada para reanimarlo. Posiblemente había fallecido durante la jornada de ayer.

La Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía se hace cargo de la investigación.

Algunos vecinos aseguraron que el hombre bebía mucho, por lo que están intentando averiguar si pudo haber perdido el equilibrio debido al alcohol. Hasta el momento, no se ha podido certificar tal punto

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.