Sufría bullying en el colegio. Un grupo le acosaba. No aguantaba más. Un chico de tan solo 12 años intentó suicidarse ayer en Palma. La acción de unos amigos evitó que lo hiciera. El caso ya ha llegado a la Policía Local, que informará a las autoridades judiciales.

El viernes por la tarde, el menor quería acabar con su vida saltando de un puente. Por suerte, sus amigos lograron que no lo hiciera. Le llevaron hasta el parque de Son Oliva. Avisaron a los servicios de emergencias, que se encontraron con un chico a quien le había dado un ataque de ansiedad.

Después lo contó todo. Llegaron la Policía Local de Palma y una ambulancia y escucharon todo lo que tenía que decirles. Aseguró que sufría acoso escolar por parte de un grupo de cinco o seis chicos. Les explicó que ya no podía más, sufría una depresión y lo estaba pasando mal.

La ambulancia le atendió en el lugar y después fue trasladado al hospital de Son Espases. Allí los médicos valoraron su situación.

A partir de entonces, la Policía Local se encarga de elaborar un informe y mandar la información a los juzgados. Cuando llegue a estas autoridades, empezarán a investigar los hechos que contó el chico.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.