El ex presidente del Govern, Jaume Matas, será juzgado el 7 de noviembre por las piezas 13 y 14 del Palma Arena, que han sido acumuladas, después de que en la vista previa de este lunes que ha tenido lugar en la Audiencia Provincial de Palma no se haya llegado a un acuerdo entre las partes para evitar llegar a juicio. Esta será la sexta vez que el ex jefe del ejecutivo autonómico vaya a juicio.

La Fiscalía y la Abogacía de la Comunidad piden un año y seis meses de prisión para Matas y una inhabilitación por un total de 17 años por la pieza 14, que investiga el patrocinio del mundial a través de un convenio presuntamente irregular de 350.000 euros de Ibatur a la agencia Nimbus.

El Ministerio Fiscal cree que se contrató a Nimbus por un total de 845.000 euros pero que tras considerar insuficiente la cantidad recibida, el empresario a cargo de la empresa -que ha fallecido- pidió a Matas más dinero. Tras esto Matas habría ordenado una transferencia de 350.000 euros al Ibatur para que después, mediante un convenio, se le transfiera el dinero a Nimbuss.

Respecto a la pieza 13, relacionada con la contratación de la campaña de publicidad de este campeonato, la Fiscalía no acusa porque considera que no se produjo ningún delito. Sin embargo, la Abogacía ha citado el ex gerente del Ibatur, Raimundo Alabern, al que, tras haber confesado, le pide una pena de 900 euros de multa.

De esta manera, será la sexta vez que Matas vaya al banquillo de los acusados, tras el juicio del caso Nóos, el de los discursos escritos por el periodista Antony Alemany, el de la contratación ficticia de su mujer, Maite Areal, en el hotel Valparaiso; el de la contratación de los arquitectos del velódromo y el del anteproyecto de la Ópera de Calatrava.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.