El piloto catalán de Honda Marc Márquez tiene medio campeonato en su bolsillo. Se ha llevado la victoria en el Gran Premio de Australia en una carrera de MotoGP disputadísima y con emoción hasta la última curva. El segundo clasificado en el Mundial, Andrea Dovizioso, ha completado un fin de semana funesto y ha acabado 13º. Y aún peor le fue al mallorquín Jorge Lorenzo, quien solo sumó un punto.

Los semáforos se apagaron y empezó el espectáculo en el circuito de Phillip Island. La grada australiana vibró las primeras vueltas al ver que un piloto de casa como es Jack Miller lideraba la prueba. Sin embargo, por detrás tenía una estampida de motos sedientas de victoria.

Rápidamente se formó un grupo de hasta siete corredores en la cabeza. Valentino Rossi, Maverick Viñales e incluso Johann Zarco fueron los otros pilotos que en algún momento del GP se pusieron a liderar. Era la selva, rueda contra rueda, la ley del más fuerte. Conducción al límite que milagrosamente acabó sin ninguna caída. De hecho, solo hubo que lamentar la baja de la Aprilia de Aleix Espargaró. Su moto dijo basta. El humo que salía de ella momentos antes de irse al suelo lo delató.

Por su parte, Dovizioso estaba obligado a remontar desde la undécima plaza de la parrilla. La prueba de este domingo se le torció muy pronto tras una salida de pista en la primera curva. Era 20º y, con una Ducati que se ha mostrado poco competitiva este fin de semana, era misión imposible llegar hasta arriba. El desastre se consumó cuando poco antes de cruzar la línea de meta perdió dos posiciones con Dani Pedrosa y Scott Redding.

En el grupo de cabeza, nadie fue capaz de destacarse hasta que en el tramo final Márquez aprovechó la batalla entre Rossi y Zarco. El intercambio de hachazos hizo que el catalán se marchara más de un segundo. En esa misma lucha se coló un sorprendente Andrea Iannone.

En cuanto a Moto2, la KTM de Miguel Oliveira se impuso con relativa comodidad. Al inicio de la carrera se formó un grupo de tres con su compañero Brad Binder, quien hizo su trabajo de escudero y retuvo a Franco Morbidelli. El italiano también tiene el Mundial medio resuelto después de que Thomas Lüthi quedara décimo. El equipo del finlandés Aki Ajo consiguió un histórico doblete.

Ya en Moto3, el mallorquín Joan Mir se ha proclamado campeón en una prueba que finalizó de forma abrupta tras la aparición de la lluvia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.