Foto: Reuters

La totalidad de los milicianos del Estado Islámico que se encuentran en la ciudad de Raqqa saldrán esta misma noche de la ciudad llevando consigo escudos humanos civiles, según ha revelado un funcionario local, Omar Alush, en declaraciones a Reuters.

Alush, miembro del Consejo Civil de Raqqa, organismo creado para gobernar la ciudad una vez concluyan los combates, ha explicado que los milicianos se llevarán consigo a unos 400 civiles que están ya retenidos en el Hospital Nacional de Raqqa.

Este mismo sábado, notables tribales de la región de Raqqa han anunciado un acuerdo con las milicias kurdo-árabes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) para evacuar a los milicianos del Estado Islámico que se encuentran en Raqqa.

Un concejal de Raqqa ha remitido a Reuters un comunicado en el que los miembros de las tribus explican que el objetivo de este acuerdo es evitar un mayor derramamiento de sangre. Por ello han pedido tanto a las FDS como a la coalición internacional contra el Estado Islámico que lidera Estados Unidos que “pacten una solución” para que los milicianos que se encuentran en la ciudad “puedan salir hacia zonas de fuera de la ciudad con nuestras garantías”.

UNA EVACUACIÓN “INACEPTABLE” PARA EEUU

Previamente, la coalición internacional ha asegurado no estar al tanto de la evacuación de yihadistas de Estado Islámico de Raqqa, y Estados Unidos ha advertido de que sería práctica “inaceptable”. “Nosotros no estuvimos presentes en las conversaciones que han desembocado en esta evacuación que se menciona. Es un acuerdo que, de existir, consideramos inaceptable”, ha declarado un portavoz militar, el coronel Ryan Dillon.

“Nosotros hemos conseguido dar nuestra opinión de cara a estas negociaciones, pero cuando ocurrieron, ocurrieron sin nuestra presencia”, ha añadido.

Decenas de autobuses han entrado en la ciudad de Raqqa para evacuar a los yihadistas de Estado Islámico que permanecen todavía en la localidad, en un indicio de que la “capital” en Siria del autoproclamado Estado Islámico está a punto de quedar liberada, según ha podido constatar la red de activistas del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Hasta hace dos días estaban atrapadas en la ciudad unas 8.000 personas, muchas de ellas rehenes de la organización terrorista, que se había atrincherado en el estadio y en un hospital frente al avance de las FDS, que comenzaron en junio la batalla para liberar la ciudad.

Esta misma mañana, un portavoz de las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG) –integrante principal de las FDS– aseguraba que la ciudad sería liberada en un plazo máximo de 48 horas. “Las batallas continúan en Raqqa. Estado Islámico está a punto de acabarse. Hoy o mañana la ciudad podría ser liberada”, ha declarado Nuri Mahmud.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.