El Ayuntamiento de Palma, a través de sus abogados, ha recibido este miércoles la comunicación de que las órdenes de lanzamiento de las 45 viviendas de Son Banya pendientes de desahucio han sido suspendidas.

Según ha informado Cort, los juzgados todavía no han establecido una nueva fecha para hacer efectivas las sentencias. Cabe recordar que el Consistorio, con informes del área de Bienestar y de la Policía, solicitó al juzgado que las órdenes de lanzamiento se pudieran aplazar hasta el primer trimestre de 2018.

La regidora de Bienestar Social, Mercè Borràs, ha valorado esta suspensión ya que “permitirá tener un margen de tiempo más amplio para tener terminado todo el dispositivo que facilite el realojo de las familias que no disponen de viviendas alternativas ni de medios económicos para conseguirlas”. El Ayuntamiento tiene como prioridad ofrecer un alojamiento alternativo a las 15 familias que no disponen de una alternativa de vivienda.

Cort pidió este aplazamiento para poder mantener reuniones con las familias afectadas por esta orden y coordinar tanto el realojo como el derribo de las viviendas que queden vacías. Esta medida pretende evitar que las viviendas vacías vuelvan a ser ocupadas, recuerda el Ayuntamiento.

Con esta suspensión el área de Bienestar podrá seguir manteniendo reuniones explicando las ayudas que podrá aportar y acordar compromisos sociales con las familias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.