Reuters / Asgeir Asgeirsson

La coalición opositora de centroizquierda ha conseguido una ajustada mayoría en las elecciones parlamentarias islandesas, según las primeras encuestas a pie de urna de los medios oficiales publicadas este domingo, aunque todavía no está claro quién recibirá el mandato para formar el nuevo Gobierno.

La coalición, formada por Movimiento Izquierda-Verdes, los Socialdemócratas, el Partido Progresista y el Partido Pirata, ha conseguido 32 de los 63 escaños en juego, según los sondeos de la cadena de televisión estatal RUV.

El euroescéptico Partido Independencia, del primer ministro Bjarni Benediktsson sigue siendo la formación individual con mayor número de votos (el 25 por ciento), pero el golpe sufrido es palpable, en particular tras el escándalo despertado tras la publicación de una carta de su padre, Benedikt Sveinsson en la que pedía la amnistía para un conocido suyo condenado por violar a su hijastra desde los 6 a los 18 años de edad.

Ahora depende del presidente, Gudni Johanneson, conceder el mandato para formar el nuevo gobierno, y aquí empieza la complicación porque, a pesar del triunfo de la coalición, la costumbre en Islandia es la de entregar mandato al líder del partido más votado. Si el presidente se decide por la coalición victoriosa, esta tendrá que encontrar un responsable de formar Gobierno.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.