El Ayuntamiento de Alaior ha dado a conocer a los vecinos de la calle Es Carreró el proyecto de rehabilitación integral de esta vía, el calendario de ejecución y la afectación que esta iniciativa urbanística puede representar para los residentes.

La obra que se proyecta incluye la completa renovación de las infraestructuras subterráneas (conducciones de agua y alcantarillado) y la pavimentación en superficie de manera que suprimen las aceras en tanto barreras arquitectónicas y por tanto todo el ancho de la vía tendrá un único nivel.

La inversión está presupuestada en 260.861,00 euros y supone un avance en el plan de mejoras y actualización de las calles del núcleo antiguo que se ha ido produciendo de forma paulatina en los últimos años.

El ámbito de actuación incluye la totalidad de la vía, eso es, los dos tramos que conectan el Pla d’en Borràs con Sant Diego Vell. El estado actual –deterioro y estrechez de las aceras, con la consiguiente incomodidad y riesgo para los peatones— recomienda la intervención que además ha de servir para ir armonizando la estética con otras calles aledañas del núcleo urbano.

El Ayuntamiento ha reunido al contratista, la empresa Antonio y Diego SA, y a la Policía Municipal con el objetivo de definir el plan de obras, programar y calcular la afectación mínima posible durante el inevitable período en que habrá que cerrar esta vía al tráfico rodado y prever alternativas de circulación. Se ha tratado de minimizar el impacto de las obras.

De acuerdo con este plan de ejecución, está previsto que las obras comiencen el próximo día 9 de octubre.

Durante la primera semana, el contratista acometerá la instalación de las conducciones de agua potable para garantizar el suministro durante la ejecución de todo el proyecto y la implantación de la obra.

La segunda semana se efectuarán las nuevas conexiones de saneamiento, pluviales y agua potable en el cruce de la calle Es Carreró con la calle des Ramal. Esta actuación conlleva el cierre de la calle des Ramal al tráfico rodado, interrumpido a la altura de la plaza del Ramal. La salida desde el núcleo urbano, en este punto, tendrá que realizarse a través de la propia plaza, en el vial que transcurre frente a la residencia geriátrica.

El redireccionamiento del tráfico toca un punto sensible como es una plaza esencialmente peatonal. Con todo, y a falta de otras alternativas viables, la Policía Local y la Dirección de Obras definirán la señalización oportuna y propondrán las medidas de seguridad necesarias para garantizar la compatibilidad del tráfico con la zona peatonal de la plaza des Ramal. Una vez finalizadas estos trabajos, la calle des Ramal se volverá a abrir el tráfico en dirección a la calle Dr. Llansó, quedando prohibido el giro a la izquierda en dirección a la calle des Banyer.

En una siguiente fase, la contrata seguirá con los trabajos de reurbanización desde la Plaza des Pla d’en Borràs. Esta intervención obligará al cierre de la cuesta de la Iglesia durante unos diez días, por lo que el tráfico se desviará a través de la calle de Sa Ravaleta (situada frente a la iglesia) en dirección a la Travessera de s’Hort de ses Monges. Una vez finalizados estos trabajos, se restablecerá el tráfico en dirección a la calle Baixamar a los vehículos que bajan por la calle de la Iglesia.

El Ayuntamiento ha acordado con el contratista que ajustará el plan de obras a los posibles imprevistos e inclemencias meteorológicas que puedan darse a lo largo del plazo de ejecución, con el compromiso de mantener informados a los vecinos en el caso en que se llegue a determinar algún cambio en la ejecución de la obra.

Está previsto que el proyecto concluya la primera semana de marzo. Además, el Ayuntamiento ha acordado con el contratista que las obras se paralizarán durante las fiestas navideñas con el propósito de no perjudicar al comercio y causar las mínimas molestias al conjunto de los ciudadanos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.