La Audiencia Nacional ha autorizado a media mañana que la Policía Nacional se lleve y analice la documentación de la furgoneta de los Mossos d’Esquadra que ha sido interceptada cuando trataba de acceder a una incineradora en Sant Adrià del Besòs (Barcelona), han informado a Europa Press fuentes policiales.

Estas fuentes han explicado que los mossos han accedido, sin mostrar resistencia, a que la Policía Nacional se incaute de la documentación que trataban de quemar en la incineradora Tersa que hay en la localidad de Sant Adrià. A primera hora de la mañana, tras ser interceptado el vehículo, se negaron a desprenderse del material, alegando que no había orden judicial.

Dicha orden judicial ha sido remitida desde la Audiencia Nacional y ahora la Policía analizará si la documentación que se trataba de quemar es relevante para las investigaciones judiciales abiertas en relación con el desafío independentista y la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Las citadas fuentes han asegurado que, tras un primer momento de confusión, los agentes de los Mossos han quedado a la espera de que llegara la orden judicial, sin mostrarse violentos ni agresivos. En ese intervalo de tiempo, una veintena de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) ha formado un cordón policial para impedir el acceso tanto a la incineradora como a la furgoneta.

La Policía Nacional se ha personado en la incineradora Tersa al objeto de impedir la posible destrucción de pruebas. La Audiencia Nacional ha autorizado que la Policía Nacional abra la furgoneta y compruebe qué mercancía lleva y, en el caso de que sea documentación, que la misma sea analizada en dependencias de este Cuerpo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.