La Policía Nacional considera en un nuevo informe enviado al juez instructor del caso que investiga la trama de corrupción policial en el seno de la Policía Local de Palma que el ex presidente del PP palmesano, José María Rodríguez, estaba a cargo de una “maquinaria criminal” al “servicio de sus intereses personales” en el Ayuntamiento.

En el extenso documento, de más de 700 páginas, se concluye que “está perfectamente demostrada la existencia de una organización criminal que, de forma premeditada y totalmente dolosa, diseño y ejecutó un plan, a lo largo del tiempo” para “controlar ilícitamente la administración para poder servirse de ella y para poder utilizar sus poderes” como “instrumento esencial de sus actuaciones ilícitas, totalmente contrarias al principio de legalidad y el interés público”.

Así, se considera que “se consiguió controlar totalmente determinados puestos de la administración” para que actuasen “en una pluralidad de hechos criminales, con el nexo común de que esa administración y esos funcionarios, los cuales debían obediencia y se encontraban controlados por la organización criminal”.

GIJÓN: “FIEL ADLÁTERE”

Por otro lado, la Policía considera que el diputado y regidor del PP, Álvaro Gijón, “desde siempre ha sido su fiel adlátere en el Ayuntamiento de Palma, y su subordinado con más proyección de futuro” y que en la última legislatura (2011-2015) lo necesitaba al 100% para consolidar su proyecto así que se le debía proporcionar el “máximo control” posible sobre la institución para “dominar los engranajes del ayuntamiento, fundamental en la maquinaria administrativa parasitaria que había creado”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.