La Operación Kilo 2017 ha terminado superando las 100 toneladas de alimentos y productos domésticos, una iniciativa que ha contado con la participación de más de 1.700 voluntarios, repartidos en 207 supermercados de Mallorca.

Los Clubes Rotarios han organizado esta actividad para ayudar a las familias y a personas más necesitadas, según han explicado en un comunicado.

Asimismo, todo lo recogido se distribuye entre el Banco de Alimentos y 14 organizaciones sociales de toda Mallorca.

Por último, la ayuda de todos los residentes en Mallorca llegará a las 40.000 familias que están registradas como necesitadas de alimentos y enseres domésticos.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.