COI

La antorcha olímpica de los Juegos de Invierno de Pyeongchang 2018 fue encendida este martes en Olimpia (Grecia), en la tradicional ceremonia que marca el inicio de la cuenta atrás para que dé comienzo esta importante cita deportiva que se celebrará del 9 al 25 de febrero del año que viene.

Esta simbólica ceremonia fue introducida por primera vez antes de los Juegos de Berlín de 1936 y se desarrolló como es habitual en el antiguo primer estadio olímpico, con la presencia del Primer Ministro de Corea del Sur, Lee Nak-yeon, y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

El tiempo no acompañó en esta ocasión y el acto se vio alterado por una ligera lluvia y por la presencia de nubes, lo que obligó a la suma sacerdotisa, interpretada por la actriz Katerina Lechou, a usar la llama que se encendió en los ensayos y no realizar el tradicional encendido con el reflector solar, ya que la antorcha sólo puede prender fuego ‘olímpico’.

El excentrocampista surcoreano del Manchester United, Park Ji-sung, fue el primer relevista del país organizador, recogiendo la llama del esquiador griego de la modalidad de nórdico Apostolos Aggelis, que tuvo el honor de ser su primer portador.

“Nos aseguraremos de mostrar al mundo cómo hemos crecido, cómo podemos organizar este evento deportivo. Esto es más que los Juegos de Seúl de 1988. Estos son las mayores Juegos de Invierno de la historia y estoy emcionado de formar parte de ellos”, celebró el exfutbolista.

Ahora, la antorcha debe llegar a Corea del Sur la semana que viene, el 1 de noviembre, para que dé comienzo su paso por el país, en lo que los organizadores esperan que sirva para que aumente la hasta ahora baja venta de entradas.

“Nuestro sueño de organizar los Juegos de Invierno se ha hecho realidad. Corea del Sur es el segundo país asiático en tener el honor de albergar la cita. Queremos que la comunidad internacional sepa que estamos comprometidos a albergar unos Juegos seguros”, dijo el presidente del Comité Organizador, Lee Hee-beom.

Por su parte, Thomas Bach recordó que “los Juegos Olímpicos son sagrados y universales”. “Se elevan por encima de todas las diferencias que nos dividen. En este mundo frágil que parece despedazarse, tienen el poder de unir a la humanidad y toda su diversidad”, concluyó el presidente del COI.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.