La Guardia civil acusa ante la Audiencia Nacional a los Mossos d’Esquadra de mantener en el mejor de los casos una “actitud pasiva” ante la concentración de un elevado número de personas frente a los centros en los que se desarrolló el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. En algunos casos los mossos evitaron intervenir cuando los agentes del instituto armado eran agredidos “llegando incluso a increpar a algunos de los agentes” en otras ocasiones.

Así obra en un completo informe, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que la Guardia Civil informa a la juez Carmen Lamela – que investiga por sedición al mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero- de las principales incidencias registradas durante la celebración del referéndum ilegal en Cataluña, y que se apoya en numerosas fotografías y vídeos.

Según este informe, en todas estos incidentes se detectan dos elementos comunes: la concentración de un elevado número de personas “que, ofreciendo resistencia, trataban de impedir el acceso de la fuerza policial a los distintos centros de los que se estaban llevando a cabo las votaciones”, y la actitud pasiva exhibida por los Mossos D’Esquadra.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.