Foto: Reuters

La coalición militar que lidera Estados Unidos ha negado este martes que sea la responsable de un ataque aéreo que ha dejado varios civiles muertos en la ciudad de Deir Ezzor, en el este de Siria, después de que el Gobierno sirio acusara a sus cazas de haber llevado a cabo esa operación.

La televisión estatal siria había informado de que aviones de la coalición liderada por Estados Unidos mataron este lunes a catorce civiles y causaron heridas a otros 32 en un ataque contra el distrito de Qusur, controlado por las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad.

Por su parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos aseguró que no estaba claro qué aviones habían llevado a cabo el ataque aéreo pero que el balance ascendía a 22 muertos.

El coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición estadounidense contra Estado Islámico, ha asegurado este martes que sus aviones de combate no han realizado ataques aéreos en ninguna zona de esta ciudad del este de Siria. La coalición sostiene que investiga todas las acusaciones de este tipo y que tiene cuidado para no causar bajas civiles en sus bombardeos en Siria y en Irak.

El Ejército sirio controla parte de Deir Ezzor, tras avanzar en la ciudad en septiembre gracias al respaldo de la aviación de combate de la Fuerza Aérea rusa y de milicianos respaldados por Irán. El avance en Deir Ezzor puso fin a un asedio a la ciudad que se había prolongado durante casi tres años.

Las tropas sirias y sus fuerzas aliadas están combatiendo en la actualidad contra los milicianos de Estado Islámico en unos pocos distritos de Deir Ezzor y en otras zonas aledañas.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.