Foto: Europa Press

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha concluido la instrucción sobre las presuntas extorsiones a diversas entidades bancarias en la que participaron Ausbanc y Manos Limpias y ha propuesto juzgar a 14 personas, entre ellas al presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda –que se encuentra en prisión provisional–; al presidente de Manos Limpias, Miguel Bernad, y a la abogada de la acusación en el ‘caso Nóos’, Virginia López Negrete.

En el auto de transformación de diligencias previas en procedimiento abreviado, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 finaliza la investigación que abrió hace dos años asegurando que ha quedado acreditado la existencia de una organización criminal dirigida por Pineda para la “obtención de un beneficio económico ilícito de sus miembros”.

El juez ve indicios de que los 14 acusados han incurrido en los delitos de estafa, extorsión, amenazas, administración desleal, fraude en las subvenciones y pertenencia a organización criminal.

La exposición razonada del juez, de 17 páginas, describe el entramado empresarial que creó Luis Pineda con la finalidad de “obtener lucro personal” y ocultar la verdadera procedencia del beneficio, a través de las sociedades personales del presidente de Ausbanc.

Según el magistrado, bajo la cobertura de una “defensa de los consumidores”, Ausbanc presionó a aquellas entidades financieras que supuestamente, “por la naturaleza de la asociación”, debería luchar para lograr “una protección efectiva de los consumidores”. Apunta que, junto a Manos Limpias, la práctica era “coaccionar” a dichas empresas para llevar a cabo determinados acuerdos económicos “enmascarados como convenio publicitarios”.

El juez Pedraz detalla en su auto que el dinero recaudó Ausbanc procedió de dichos acuerdos de publicidad y del cobro de subvenciones por su condición de asociación sin ánimo de lucro, más las aportaciones de los asociados. Añade que este dinero no redundaba en el beneficio de la asociación, sino que gran parte “se distraía entre las sociedades creadas al efecto por los dirigentes de Ausbanc, con la finalidad última de beneficiarse personalmente”.

“NO ES UN HECHO AISLADO”

Por otro lado, afirma que no es un “hecho aislado” que Ausbanc financiase a Manos Limpias para ejercer como acusación popular en distintos procedimientos judiciales con la “finalidad de ejercer presión (*) contra determinadas personas o entidades para que éstas cedan a los objetivos” de la asociación. Contaba con el “apoyo y beneplácito del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, a quien Luis Pineda, en cierto modo, controlaba y manejaba” y con la colaboración de la abogada Virgina López Negrete, indica el juez.

El auto recoge ocho proceso judiciales en los que, según el instructor, ha quedado “acreditado” la coacciones. Se Trata de los casos relacionados con los ‘Ere’ de Andalucía; la denuncia de Manos Limpias al Banco Sabadell; las actuaciones de “interés personal” contra el portavoz de Facua, Rubén Sánchez; así como, el intento de cese de una campaña de publicidad de Endesa; el caso abierto por las emisiones de CO2 en el que está implicado Volkswagen, el convenio publicitario con el Banco Santander y una denuncia por el presunto asesinato del presidente de la entidad Emilio Botín; o el referido a Fernando Puig de la Bellacasa.

Hay que destacar que Manos Limpias ejerció la acción popular en el caso ‘Palma’ o ‘Nóos’, que afectaba a la Infanta Cristina. Pedraz destaca en este caso concreto que Pineda utilizó la “estrategia de intentar negociar la retirada de la acusación” contra la hermana del Rey “a cambio de un acuerdo que les beneficie económicamente, en concreto entre dos y tres millones” y que contó con la “participación activa” de Pineda, Bernad, López Negrete y Francisco Javier Castro-Villacañas Pérez.

ARCHIVA LA CAUSA PARA UN INVESTIGADO

El juez ha archivado la causa del abogado de Manos Limpias que ejerció la acusación en el macroproceso de los ‘Ere’ de Andalucía, José María Gómez de León Contreras; y ha dado un plazo de días para que la Fiscalía y las acusaciones personadas presenten sus escritos de acusación o, por el contrario, soliciten el sobreseimiento de la causa.

Además, de los responsables de Manos Limpias y Ausbanc, la abogada y Castro-Villacañas, se encuentran procesados los altos cargos de la asociación Alfonso Solé, Ángel Garay, María Manuela Mateos, María Isabel Medrano, Hermenegildo García, José Marín y Ramón Perfecto. También se incluye a la mujer de Pineda, María Teresa Cuadrado, y a su secretaria personal, Rosa Isabel Aparicio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.