Un hombre de nacionalidad alemana ha caído esta madrugada desde una altura de unos cuatro metros cuando intentaba entrar al club de tenis en s’Arenal de Llucmajor. Al trepar por la fachada, se ha resbalado, ha roto una estructura de cristal y ha quedado herido de gravedad. Según comentaban, viven allí de alquiler junto a otros compatriotas.

Unos vecinos dieron aviso a la Policía Local hacia las 2:15 porque se oían ruidos en la zona de gente gritando. Una patrulla se acercó para ver qué estaba ocurriendo y vieron a un hombre en la calle Costa i Llobera causando alborotos. Le avisaron de que parara, ya que los residentes intentaban dormir. Le encontraron un poco antes del club de tenis, así que por si acaso se acercaron y, efectivamente, había más personas chillando.

Los ruidos provenían del interior de las instalaciones deportivas cuando, en teoría, estaban cerradas. Allí había un joven de nacionalidad alemana visiblemente ebrio tendido en el suelo. Inmediatamente dieron aviso para que acudieran más unidades policiales y ambulancias de 061.

El chico se subió por la fachada tras volver de fiesta. Según la versión del herido, se había dejado las llaves y no quería molestar a sus compañeros, que decían que vivían allí de alquiler. Utilizó unas macetas y resbaló. Cayó sobre una visera de cristal que daba a unas escaleras. Rompió el vidrio y una puerta, también de cristal, y quedó tendido en el suelo. Así, se precipitó unos cuatro metros.

El hombre presentaba una fractura abierta en la pierna y sangraba mucho. Después de ser atendido por los sanitarios, fue trasladado hasta el hospital de Son Espases. Su estado es grave.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.