El Govern invertirá 17 millones de euros para construir 140 nuevas viviendas de alquiler social en Palma, que gestionará el Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi), tras una cesión de cinco solares por parte del Ayuntamiento.

Así lo han anunciado la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el alcalde de Palma, Antoni Noguera, en declaraciones a los medios tras una reunión en el Consolat de Mar que ha durado aproximadamente una hora.

Además de los cinco solares cedidos por Cort, el Govern también impulsará promociones de vivienda pública en otros dos solares del Ibavi. Las actuaciones serán en los barrios de Son Gotleu, Molinar, Nou Llevant, Amanecer y el casco antiguo.

CORT CEDE MÁS DE 5.000 METROS CUADRADOS

De las 140 nuevas viviendas, 78 corresponden a los cinco solares cedidos por el consistorio palmesano y suponen una inversión de 9,9 millones. En total, el Ayuntamiento cede 5.388 metros cuadrados: los solares más grandes son el de Amanecer, en la calle Salvador Espriu, de 2.812 m2, y otro en Nou Llevant, en la calle Brotard, de 1.712 m2.

Las obras se iniciarán en enero, marzo y abril-julio de 2018 y las viviendas aumentarán en un 13 por ciento el parque público del Ibavi.

Armengol ha calificado como “provechosa” la reunión mantenida con el alcalde de Palma y ha recordado que la vivienda es un “derecho constitucional” que “depende de quién gobierna no se cumple”. En este sentido, ha censurado que en la legislatura anterior “no se hizo ninguna promoción de vivienda pública en lugares necesarios como Palma donde la problemática es evidente y ha destacado iniciativas de su Govern como la Ley de Vivienda.

Por ello, la presidenta ha asegurado que su Govern es “capaz de priorizar las necesidades de los ciudadanos y poner soluciones sobre la mesa”.

UN CONTEXTO “COMPLICADO Y DIFÍCIL”

Por su parte, Noguera ha dicho que ésta es “una buena noticia para Palma” y que en la legislatura anterior “las personas no estaban en el centro de las políticas”.

El alcalde ha mantenido que la vivienda es “una de las prioridades” del Ayuntamiento si bien ha reconocido que están en “un contexto complicado y difícil”, con “muchísimas familias que se encuentran en emergencia habitacional”.

Finalmente, el regidor de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, José Hila, ha explicado que ofrecieron al conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, la cesión de estos solares ante la imposibilidad de Cort de construir vivienda pública por incapacidad financiera. En este sentido, el concejal ha destacado que en dos meses han llegado a un acuerdo y que “cuando dos instituciones trabajan juntas hay soluciones”.

Hila también ha subrayado que algunas de estas viviendas se construirán en Son Gotleu, un barrio en el que se prevén otras actuaciones de mejora.

Con todo, tanto la presidenta como los representantes municipales han coincidido en que la construcción de estas 140 viviendas “no soluciona todo el problema” pero han celebrado este “primer paso”. Actualmente hay más de 1.000 solicitantes en lista de espera para acceder a una vivienda de alquiler social.

En esta línea, Hila ha indicado que al Ayuntamiento no les quedan muchos solares más pero “hay solares privados”. “Hemos empezado desde lo público y queremos que siga desde lo privado”, ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.